NO SÉ LO QUE QUIERO


En las semanas anteriores he encontrado muchas personas que, pensando cuáles pueden ser sus metas de año nuevo, me dicen: es que yo no sé qué hacer, no tengo idea de lo que quiero.

Y es que, en un mar de opciones, en ocasiones puede ser difícil por dónde ir. Así que, si estás en esta situación de no saber qué hacer, no estás solo y lo primero que me gustaría que comprendas es que desear algo no tiene que representar un cambio drástico para sentir que haces algo que tiene significado o impacto en tu vida.

De acuerdo con Jen Fisher, Directora de Bienestar de Deloitte, la manera más sencilla y adecuada de encontrar qué deseamos hacer, es acercarnos a nuestro propósito que no es más que encontrar significado a lo que hacemos más allá que recibir un pago por ello. Hacer las cosas con base a un propósito, no sólo te hace más productivo además te permite influenciar mejor y más rápido en las personas que están a tu alrededor.

La buena noticia es que encontrar nuestro propósito, no es tan difícil como en ocasiones pensamos; aquí algunas recomendaciones para inicies con esa búsqueda:

  • Haz una lista de las cosas que más disfrutas: comienza a anotar aquellas cosas que te impulsan en el día a día. Por ejemplo, si eres alguien que en tu trabajo siempre te llama la atención ver cómo un proyecto puede salir mal, a lo mejor no es que eres el “negativo” del grupo más bien podrías entonces encontrar tu propósito en analizar y medir riesgos.
  • ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Cómo y con quiénes te gusta pasar el tiempo cuando no tienes que trabajar? Podría ser que te guste cocinar, la fotografía o largas caminatas con amigos y familiares. Piensa en cada una de esas actividades que te hacen sumamente feliz o pleno y descubre qué acciones puedes tomar para hacer más de ello más seguido.
  • Hazte la siguiente pregunta: ¿si tuviera todo el tiempo del mundo, a qué lo dedicaría? Meses antes de que me despidieran de donde trabajaba y luego de pasar mucho tiempo ansiosa por la posibilidad -ya que la compañía venía con constantes recortes- me hice esa pregunta y nada fue más revelador y provechoso que eso. Siempre me quejaba de que no tenía tiempo y por primera vez en décadas me enfrentaba a la posibilidad de tener todo el tiempo del mundo. De esa pregunta salieron mil opciones entre las cuales estaba emprender a lo cual decidí darle la oportunidad, hoy no cambiaría esa decisión ni por el pico más alto de mi carrera en transnacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© The Full Planner 2020 | Powered by ScorpioTek
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram