The Full Planner Blog

¿COMO LIDIAR CON LAS INTERRUPCIONES?
¿COMO LIDIAR CON LAS INTERRUPCIONES?

 

Una de las grandes razones por las cuales no cerramos las acciones que planeamos para el día a día, son las interrupciones. Permitimos que se nos interrumpa constantemente ya sea porque salen temas urgentes, porque hay falta de claridad alrededor o por temas sociales como el resultado del partido de futbol del fin de semana. Y es que no queremos ser los malos de la película al decir siempre que no estamos disponibles. La buena noticia es que no hay que serlo.

 

Existen algunas maneras para evitar ser interrumpidos constantemente. Las más comprobadas que funcionan son:

 

PLANEA SER INTERRUMPIDO

Así como algunas interrupciones pueden ser conversaciones casuales y sin importancia alguna, otras pueden ser sobre situaciones importantes de las que no estabas al tanto. Por lo que dejar espacios en tu planificador para ser interrumpido, es una necesidad.

 

Lo que te recomiendo es que, entre una tarea o cita y otra, dejes espacios de 30 minutos como margen ya sea para manejar atrasos con respecto a tu próxima tarea o simplemente para descansar. Estos espacios perfectamente se pueden destinar para ser interrumpido.

 

AJUSTA TUS DISPOSITIVOS TECNOLOGICOS

Una vez que hayas bloqueado las horas en las que vas a trabajar, desactiva todas las alarmas de teléfono, computador y sus aplicaciones tales como: WhatsApp, Facebook o cuanta red social manejes, así como notificaciones de emails.

 

Todos los programas de correos electrónicos y aplicaciones tienen sin excepción, funcionalidades para desactivar y activar notificaciones cuando así lo necesites.

 

DELEGA O POSPONE

No se trata de ser grosero y decir de inmediato “vete de aquí, no tengo tiempo para esto ahora”. Se puede ser empático, tomar un par de minutos y de no ser una emergencia de vida o muerte, delégalo a otra persona o posponlo siendo claro cuándo podrías tomar el tema de nuevo. Esto te permitirá rápidamente volver a concentrarte en lo que estabas a la vez de tomar responsabilidad cuando sea necesario.

 

COMIENZA CON EL PUNTO EXACTO

Cuando encuentres una distracción, puedes preguntar directamente: “y el punto es?”; eso evitará que la conversación se alargue y que puedas ir sin rodeos a lo que se necesita hacer. Ahora, podrás encontrar personas que ir al punto les cueste mucho y que desean contar todas las historias paralelas antes de llegar a la médula del asunto. Ellos podrían herirse, pero recuerda que ser directo no necesariamente significa ser grosero.

 

COMUNICA TU HORARIO A OTROS

La comunicación es clave especialmente cuando trabajas con otros y más aún si tienes gente a cargo. Hacerles saber que estarás trabajando en un proyecto específico durante unas horas o días y la importancia de cerrarlo en tiempo, ayudará a que te interrumpan lo menos posible.

Si trabajas desde casa y tu equipo son tus niños y familia, puedes decirles que a menos alguien se esté muriendo o la casa esté incendiándose, que no te interrumpan por el número de horas que necesites. Jugar con premios para los chicos funciona siempre.

 

SIMPLEMENTE DECI NO

Ya sé que anteriormente fue enfática en no ser grosero; sin embargo, hay algunas interrupciones que definitivamente no son importantes del todo y que puedes perfectamente vivir sin ellas y a las cuales hay que decirles NO.

 

Pregunta: ¿es posible calendarizar un rato para hablar de esto? Y siendo que te están hablando del campeonato de futbol del 72, es muy poco probable que te pongan una reunión para ello.

 

Recuerda que es mejor aprender a decir “no” y sentirte confortable con ello que aprender a decir “si” a todo, todo el tiempo.

 

0 comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *